El mayor bien al que un ser humano puede aspirar en la vida es la PAZ.

Sin ella de poco valen la alegría, las riquezas o el amor. Muchos piensan que el amor es lo supremo, pero ¿qué es el amor sin paz? Algo hermoso ciertamente, pero que pronto se quiebra y recompone en otras cosas que bajo apariencia de amor, no lo son.

¿Y cuánto dura la alegría sin paz? Es una criatura nacida antes de tiempo que necesita asistencia artificial.

Si te alcanza la paz, puedes sobrellevar las demás carencias. Por ello la paz es el estado perfecto.

Quizá por eso se la deseamos a los que marchan; no les decimos descansa en alegría, o descansa en amor. Les decimos: descansa en paz.

Yo no creo en otras vidas; por eso anhelo poseer aquí esta gran bendición, y la valoro por encima de todo lo demás, sabedora de que si me acompaña puedo soportarlo todo. Tanto es así que de tenerla garantizada no le tendría miedo a nada.

Te preguntarás por qué estoy tan segura.

Pues verás:

Sólo he sido completamente feliz en aquellos momentos en los que he experimentado una paz completa.

Permanece si lo deseas en la quietud de esta casa. Siéntete en paz.

Mariaje López.
(Si lo deseas puedes dejar un comentario)

Licencia Creative Commons Tu  escritora personal por Mariaje  López se encuentra bajo una Licencia  Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0  .Premios 20Blogs