¿Y en serio te resignarás a no saber más de mí?

¿Y vas a conformarte con saber que existo,

sin acercarte a explorar este otro lado del puente?

¿Dejarás sólo y desnudo el trono de tu realeza?

¿Acaso es cierto que no esperas presenciar milagros?

Soy tu misterio, tu belleza, tu trono y tu milagro.

¿Cuándo aceptarás amarme de una vez, sin condiciones?
 

 

Volver a Mis relatos